miércoles, 20 de abril de 2011

Disfemia o tartamudez

La disfemia se manifiesta por la interrupción de la fluidez del habla con una frecuencia inusual. Estas alteraciones consisten en repeticiones de sonidos,palabras o frases, en prolongaciones de sonidos, bloqueos o pausas inadecuadas en el discurso. En ocasiones aparecen signos de esfuerzo o movimientos asociados al habla.
En el desarrollo normal del lenguaje, entre 2 y 5 años de edad son frecuentes los errores de fluidez, siendo más evidentes en algunos niños. La dificultad tiende a desaparecer a lo largo de la primera infancia, en función del desarrollo de las habilidades necesarias para organizar su lenguaje y utilizarlo adecuadamente en situaciones sociales. En otros niños, sin embargo las dificultades se van haciendo más frecuentes y se instaura el tartamudeo de forma estable, que puede perdurar hasta la adolescencia o la edad adulta.
La etiología es aún desconocida, pero existe una tendencia cada vez mayor a considerar el origen del trastorno como un fenómeno motivado por la implicación de factores fisiológicos, relacionados con la planificación y coordinación del habla, lingüísticos referentes  al desarrollo lingüísticos y de la fluidez, y psicosociales, que recogen los componentes pragmáticos y de uso del lenguaje en contextos sociales.
La dificultad se ha encontrado en todo tipo de niveles intelectuales y tipos de personalidad, y afecta aproximadamente al 1% de la población. Se ha encontrado una proporción mayor (4:1) de niños que de niñas que tartamudean. Y también es más frecuente que aparezca en familias donde hay algún miembro con este problema.

Video explicativo sobre la tartamudez



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada